Entrevista, Jennifer Arévalo

En “Periodismo y Pensamiento” y Periodismo Sin Afán, habla la
periodista Jennifer Arévalo 



En muchas facultades se enseña el periodismo de pantalla, de la farándula, muchos estudiantes piensan que es el trampolín al estrellato 

Por: Jorge Consuegra (Libros y Letras) 

Aunque desde pequeña tuvo el “gusanillo” de ser periodista, se decidió definitivamente por esta profesión muchos años después cuando tuvo en sus manos el libro Ébano del reconocido Ryszard Kapuscinki que le revolvió su alma y la puso a pensar, a reflexionar, a ver la vida de una forma diferente. Desde ese instante decidió formarse más como periodista que como comunicadora social y lo logró con creces en la Universidad Externado de Colombia. 

Y hoy, además de ser una brillante periodista, combina su pasión con la poesía a la que le ha dedicado buena parte de su vida a la creación, día tras día, de sus versos a los amigos, a la angustia de la guerra, al desamor, a los odios incontrolados, pero también a los abrazos, a la vida, a los afectos, a la gratitud. 

Hablamos especialmente del periodismo, de lo que es hoy, de lo que fue hace diez o más años y de lo que puede dejar este oficio “el más hermoso del mundo”. 

- ¿Cuándo decidió que iba a ser periodista? 
- Cuando leí Ébano de Ryszard Kapusciński

- ¿Qué fue lo que la cautivó de esta profesión? 
- Tener la capacidad de contar historias, de describir emociones, de dar voz a quienes no tienen oportunidad. 

- ¿Pensó en alguna ocasión que esta era una profesión peligrosa? 
- Desde el primer día. Siempre ha sido peligrosa, para quienes asumen este oficio con las vísceras y el cerebro. 

- ¿Cómo era el periodismo de hace diez años frente al de ahora? 
- El periodismo en Colombia ha venido en caída desde el inicio del gobierno de Álvaro Uribe Vélez hace más de 10 años, cada vez más afín a la política, al sensacionalismo, al rating, a los grandes empresarios y a la polarización. Hace 25 años teníamos un periodismo más real, veraz y certero. Hoy las redes sociales e internet permiten mayor difusión de la información, es lo único a favor. 

- ¿Cree que en las facultades de periodismo se está enseñando realmente periodismo? 
- En muchas facultades se enseña el periodismo de pantalla, de la farándula, muchos estudiantes piensan que es el trampolín al estrellato, por eso hay tantos periodistas con pésima ortografía y redacción. Sin embargo, hay pocas universidades en los que aún quedan buenos maestros del periodismo, los de la vieja escuela, los que enseñan a contar historias. 

- ¿Cree que hay mucha más teorías que práctica en las facultades? 
- La teoría es necesaria. Sin embargo, hace mucha falta desde la etapa universitaria el contacto con la gente, con las salas de redacción, con los equipos, etc. Son pocas las facultades que se preocupan por esto. Cuando los estudiantes llegan a los medios, están súper perdidos. 

- ¿Considera que el periodismo de hoy no es un periodismo comprometido con la historia sino la pauta publicitaria? 
- Más que comprometido con lo uno o con lo otro, es un periodismo enajenado. En el afán de encontrar raiting y sintonía, perdió el sentido del oficio y sufre de pérdida de memoria. 

- ¿Cree que los periodistas de hoy piensan más en ser estrellas del periodismo que en el compromiso con la historia? 
- Un vistazo a Caracol y RCN, absolutamente sí. 

- ¿Todo periodista debe fijar su posición política (compromiso) antes que su compromiso con el salario? 
- Es el ideal. Como en todo servicio a la comunidad, este oficio debería guardar una ética como principio de todo. Sin embargo, en Colombia se ha “prostituido” tanto al periodismo que cualquiera, por cualquier sueldo, cuenta cualquier mentira y la convierte en noticia. 

- ¿Considera preocupante que aún existan periodistas que anden con rodilleras? 
- Más que preocupante, es un cáncer a la ideología. Hoy la gente ya no defiende los ideales como hace 50 años. La gente defiende los temas de moda, los memes en las redes, los dioses del fútbol, etc.; pero cuando es una verdad fundamental, se arrodillan ante cualquier guiño, regalo, sexo, entre otros. 

← Previous PageNext Page →

Noticias///Libros y Letras