Periodismo y Pensamiento

En Colombia se ejerce el periodismo bajo intimidación, advierte el CPB 



Tomado de Reporteros Asociados del Mundo. El poder de intimidación de varios órganos del Estado, de organizaciones criminales y grupos armados, tiene en vilo el ejercicio pleno de la libertad de prensa y de expresión en Colombia. 

La Asamblea General del Círculo de Periodistas de Bogotá, CPB, reunida el 6 de julio de 2013, llama la atención de la opinión pública nacional e internacional sobre los hechos que en los últimos meses han atentado contra los medios de comunicación, el libre ejercicio del periodismo, el derecho al trabajo y la libertad de expresión. 

En primer lugar, la persecución desatada contra la Directora del Noticiero Noticias Uno, medio ganador este año del Premio CPB a la Libertad de Expresión. 

La sala penal de la Corte Suprema de Justicia, según denuncia Cecilia Orozco Tascón, la amenazó a ella como Directora de Noticias Uno y columnista del diario El Espectador, con adelantarle un proceso judicial a raíz de los informes del Noticiero y de sus columnas en El Espectador sobre el comportamiento de algunos magistrados, quienes han presionado su salida de los medios en que ella ejerce el periodismo. 

Haciendo uso de ese mismo poder intimidatorio, la Contralora General de la República, Sandra Morelli, presiona ante los jueces que deben fallar tutelas interpuestas contra la misma periodista. 

Siguen en la impunidad los asesinatos y las amenazas criminales a los periodistas en Colombia, como el ataque armado a Ricardo Calderón de la revista Semana, que demuestran el empeoramiento de las condiciones para el libre ejercicio del periodismo en el país, mientras el Procurador General de la Nación, Alejandro Ordoñez responde a las críticas que se le hacen desde los medios de comunicación, agraviando a los periodistas colombianos bajo el señalamiento de ser drogadictos. 

Recientemente ha aflorado el espionaje en las salas de redacción sobre los contenidos próximos a ser publicados en los medios. 

El caso de Teleantioquia, en Medellín, hizo visible ante la opinión pública los lineamientos políticos que deben seguir los periodistas para conservar el empleo en los canales regionales de televisión, administrados bajo los intereses de los gobernadores departamentales, de los diputados y de sus partidos. En Telecafé ocurrió algo similar que desembocó con el retiro del director del noticiero, William Restrepo y algunos de los periodistas. La Autoridad Nacional de Televisión guarda silencio frente a estos casos. 

Los ataques judiciales contra el ejercicio periodístico se refleja igualmente en el incremento de las denuncias por injuria y calumnia, herramientas legales que penalizan la libertad de prensa y de expresión, de las que se valen corruptos y personajes con poder político para intimidar periodistas y columnistas. 

De otra parte, el CPB expresa preocupación porque algunos medios de comunicación están eliminando la reportería para maximizar utilidades a costa de la calidad y la independencia de periodistas sometidos al miedo a perder su remuneración. 

El CPB destaca que a pesar de las condiciones actuales, el Presidente de la República, doctor Juan Manuel Santos, en actitud ejemplarizante frente a los mandatarios de naciones vecinas, ha dado un primer paso en defensa de la libertad de prensa al pronunciarse verbal y públicamente contra un artículo de la Reforma Carcelaria que establecía la censura para las entrevistas a personas detenidas. 

Esa clara y decisiva posición del jefe del Estado también debería impulsar desde su alta investidura la modificación de decretos y de leyes mediante los cuales se restringe el acceso a documentos públicos y a algunas fuentes; leyes como la de Inteligencia y el decreto que autoriza la interceptación de llamadas telefónicas y de correos. 







Santos garantiza libertad de prensa y niega que su gobierno esté “chuzando” periodistas 



Tomado de Reporteros Asociados del Mundo. El Presidente de la República, Juan Manuel Santos, ratificó hoy su compromiso personal y el de su Gobierno con la libertad de prensa, a tiempo que negó que el ejecutivo este realizando interceptaciones telefónicas a periodistas o contradictores. 

“Lo que si no puedo tolerar es que a este Gobierno el vayan a decir que en alguna forma nosotros estamos ‘chuzando’ periodistas o ‘chuzando’ contradictores, porque esa no ha sido ni será la norma de mi Gobierno”, expresó el primer mandatario. 

Sólo defendió las restricciones que se han aplicado a la divulgación de información sobre las negociaciones de paz con las Farc en Cuba. Al respecto señaló que divulgar información sobre acuerdos parciales de las negociaciones de paz sería conveniente para los enemigos del proceso. 

En opinión del jefe del Estado, noticias sobre acuerdos parciales “pueden ser fácilmente manipulados e interpretados en forma equivocada para envenenar el proceso, como está sucediendo”. 

Las precisiones las hizo el jefe del Estado en una intervención en el Foro Nacional Libertad de Prensa y otros derechos, que convocó la Fiscalía General de la Nación, en la cual sostuvo que las autoridades están brindando protección especial a 90 periodistas y todos aquellos que lo requieran recibirán medidas de seguridad y y se reforzarán en los casos en que sea necesarios. 

Santos indicó que la Fiscalía cuenta con el Gobierno y todos los estamentos del Estado “para que lleguemos al fondo de ese asunto”. 

Santos subrayó, además, que el Gobierno está comprometido con perseguir cualquier amenaza contra la prensa y los periodistas, y proteger el libre ejercicio de la libertad de expresión. 

“Lo que quiero dejar muy claro es que nosotros aquí en este Gobierno estamos más que dispuestos, totalmente comprometidos, a ir al fondo de cualquier asunto que vaya en contra de ese derecho fundamental de los colombianos a estar bien informados”, expresó. 

Recordó que durante su ejercicio como periodista trabajó por la libertad de expresión, limitada por gobiernos de la región en ese entonces, y fue directivo de la Sociedad Interamericana de Prensa. 

“Y aquí en el país, siempre, ¡siempre!, he estado al lado —cuando hay que tomar algún tipo de decisión— al lado del periodismo y al lado de la libertad de prensa. Porque además ahí nací, eso lo llevo en las entrañas”, agregó. 

Subrayó que “por eso en este Gobierno —y en eso quiero también ser muy claro— no hay ningún tipo de persecución ni de ‘chuzadas’ a ningún periodista ni a ningún contradictor”. 

Recordó que cuando era Ministro de Defensa promovió una investigación por intercepciones telefónicas ilegales que condujo a la destitución de trece generales de la Policía y se refirió a denuncias sobre posibles hechos similares. 

“Eso es demostración de mi absoluto y total compromiso con defender al periodismo y a sus libertades. En este Gobierno nadie puede decir que nosotros hemos hecho algo en esta dirección de tratar de controlar a los periodistas, tratar de espiarlos, de chuzar”, sostuvo. 

Dijo que le pidió al Fiscal General de la Nación, Eduardo Montealegre, y al Procurador, Alejandro Ordóñez, investigar las denuncias recientes se investigue a fondo y no se detenga en ninguna etapa. 

“Y eso es lo que estamos haciendo con el señor Fiscal y con el señor Procurador, porque lo que si no puedo tolerar es que a este Gobierno el vayan a decir que en alguna forma nosotros estamos ‘chuzando’ periodistas o ‘chuzando’ contradictores, porque esa no ha sido ni será la norma de mi Gobierno”, dijo. 

Así mismo, declaró que considera que la crítica es fundamental. 

“Y que los periodistas sientan que hay un Gobierno que no los va, en ninguna forma, a perseguir o a tomar ningún tipo de represalias por sus críticas. Todo lo contrario, yo lo que hago es estimular la crítica”, puntualizó el Presidente Santos. 



Proceso de paz 



De otro lado, el presidente Santos se refirió a la molestia causada entre los medios de comunicación por la falta de divulgación de información de los avances del proceso de paz con las Farc en Cuba y advirtió que divulgar información sobre acuerdos parciales “pueden ser fácilmente manipulados e interpretados en forma equivocada para envenenar el proceso, como está sucediendo. El solo hecho de hablar de algún tema, muchos lo manipulan, lo toman y lo tergiversan”, consideró el Mandatario durante el Foro Nacional Libertad de Prensa, Debido Proceso y otros derechos, organizado por la Fiscalía General de la Nación. 

El Jefe de Estado subrayó que “en ese proceso, el papel de los medios también es muy importante” y añadió que “la responsabilidad de cada periodista juega un papel fundamental”. 

“En ese proceso el papel de los medios es también muy importante su responsabilidad: qué publica y qué no pública. Muchas veces cuando no hay información oficial, sino información de las partes —acuérdense del ejemplo de Israel y los palestinos—, pues la contraparte también va a querer manipular la información y dar todo tipo de señales, que en el fondo pueden entorpecer o dificultar el proceso mismo”, indicó. 

Así mismo, el Presidente Santos les recordó a los periodistas, ante su molestia por la falta de divulgación de información de los avances del proceso, que desde el inicio del proceso las partes acordaron discreción, como una de las características de la mesa de negociación y se decidió “que los acuerdos a que llegáramos no serían públicos, sino en los casos donde, de mutuo acuerdo, las dos partes decidieran como excepción hacerlos públicos”. 

Al referirse la responsabilidad que tienen los periodistas con la información, el Mandatario les recordó que las Farc hacen manifestaciones para “ganar espacio”, pues creen que hablando todos los días van a convencer a la opinión pública nacional e internacional. 

“Se equivocan. Hablando todos los días lo que hacen es que se equivocan. Pero muchos periodistas toman lo que ellos dicen como si ya eso fuera algo que fuera a suceder en el proceso”, indicó. 

“Nada está acordado hasta que todo esté acordado, fue una modalidad que impusimos desde el principio y la vamos a mantener”, puntualizó el Presidente de la República. 







Comments

Leave a Reply

Noticias///Libros y Letras