El Reverbero de Juan Paz 5 mayo

Contenido exclusivo de El Centinela News 

El lío de las chuzadas 

En octubre de 2012 Hernán Peláez y el maestro Gardeazábal denunciaron que percibían escuchas telefónicas y que sus correos estaban siendo manipulados desde alguna parte. El presidente Santos le pidió al Fiscal Eduardo Montealegre que investigara. La Fiscalía hizo seguimientos y comprobaciones durante varios meses y llamó hace 15 días a indagatoria como indiciado al coronel Juan Carlos Nieto Aldana, subdirector de la Agencia Central de Inteligencia que dirige el almirante ® Alvaro Echandía y que depende única y exclusivamente del presidente Santos. 

%%%%%%%%%%%%%%%% 

El Reverbero de Juan Paz se enteró que previamente la Fiscalía había puesto en cadena de custodia dos aparatos interceptadores que encontró en una diligencia de allanamiento a la Agencia del almirante ® Alvaro Echandía, puesto que según las normas vigentes ellos no estaban autorizados a poseer esos instrumentales. 

Más hallazgos 

Se supo también que en el minucioso rastreo que hicieron durante una semana en la residencia, el estudio de transmisión de Gardeazábal para La Luciérnaga y los vehículos del maestro, detectaron una extraña y hasta ahora inexplicable transmisión radial de una emisora de AM por la línea eléctrica a los tomacorrientes y switches de la habitación en la que trabaja Gardeazábal todos los días haciendo los libretos y hablando por teléfono con medio país. Algunas hipótesis apuntan a un espionaje electrónico de última generación y muy sofisticado. 

Dura carta 

A propósito del proyecto de ley presentado por el presidente de la Cámara, Augusto Posada, para regular o controlar el uso de la parodia en los programas de humor, el maestro Gardeazábal le envió la siguiente carta: Augusto: tuve oportunidad de escuchar ayer tu diálogo con Artunduaga. No salgo de mi asombro. Afirmar que el proyecto de la Ley de la Parodia tiene el respaldo del señor presidente y su gobierno, desnuda todo tu accionar y me hace sentir como un idiota al haber creído en tus explicaciones. No hay otra conclusión después de oírte: la ley de la parodia es de tu autoría y fruto de la obediencia de tus muchachos asesores a las directrices del gobierno Santos. La ley no va a ser corregida por ustedes en la Cámara porque ya Pasó al Senado llena del veneno que le inyectaste y, como tal, es una puñalada marranera a La Luciérnaga y a la libertad de expresión. Libraré empero la batalla ante los senadores para tratar de atajarla pese al apoyo del gobierno y el partido de la U. Eso sí, le repetiré a todo el país y en especial a los antioqueños que nos oyen todas las tardes por millones, qué tanta responsabilidad tienes en este atropello contra la opción que posee el colombiano de reírse mientras escucha las noticias que el régimen no deja conocer por otros medios. 

Cartagena, mayo 4 del 2013 

Gustavo Alvarez Gardeazábal 

Comments

Leave a Reply

Noticias///Libros y Letras