Las noticias trágicas tienen también su lado positivo

Por: Edwin Álvarez


Tomado de Extra. Juvenal Duque es un reportero nato que lleva 26 años dedicado a la crónica roja. Duque defiende el periodismo judicial y asegura que el sensacionalismo que se le atribuye a este tipo de información tiene muchas ventajas. 

Muchos, dice Juvenal, critican el periodismo judicial por lo sensacionalista, pero si tu analizas, es el que más llama la atención. Es el que más se lee en la prensa, el que más adeptos tiene en televisión y el que más audiencia logra en la radio. 

Si tú como periodista, sabes aprovechar esta clase de noticias para incluir en ella, un mensaje de advertencia, de orientación hacia los lectores, televidentes o radio oyentes, estás logrando que esta noticia, aunque trágica, surta el efecto positivo. 

Por ejemplo, si tú como periodista cuentas la historia de una persona que murió víctima de la escopolamina e incluyes en esa información algunas recomendaciones para evitar caer en las garras de los delincuentes, están informando y a la vez orientando. Es precisamente lo que el director nacional en doctor Hernado Suárez busca a través de los diarios Extra: que informe, pero que sobre todo oriente a los lectores y además de ello que los entretenga”. 

HSB noticias: ¿Cree usted que el diario Extra se puede catalogar como Amarillista? 

Juvenal Duque: Desde luego que no. El diario Extra no es amarillista, pero sí sensacionalista y eso hay que diferenciarlo muy bien. La prensa amarillista es la que tergiversa la información. A diferencia de la prensa sensacionalista cuyo principal objetivo es, como su nombre lo indica, causar sensación, causar impacto, emoción. Si tu analizas, la mayoría de los medios son sensacionalistas. Los noticieros de televisión siempre arrancan con los titulares y las noticias trágicas porque ellos son conscientes que es lo que les vende, lo que les da rating y cuando hay rating, logran pautas publicitarias y estos comerciales son lo que los sostiene. 

HSB.N ¿Cuántos diarios Extra hay en Colombia? 

J.D:En total hay 17 diarios Extra. Son ellos Extra Pasto, Putumayo, Tuluá, Palmira, Cali, Popayán, Quindío, Girardot, Casanare, Huila, Chiquinquirá, Bogotá, Llano, Boyacá y La Dorada y Buenaventura. 

En cada ciudad tenemos una oficina con correspondiente equipo periodístico conformado por profesionales de la misma región. Las noticias que se publican en cada uno de estos diarios son única y exclusivamente de carácter local y regional y esta ha sido la orden expresa de nuestro director general Hernando Suárez Burgos. 

HSB.N: ¿Cómo ha hecho usted para conseguir periodistas idóneos en cada región, teniendo en cuenta que en muchas poblaciones no hay egresados de periodismo y si los hay, no cuentan con la suficiente experiencia? 

J.D: La verdad ha sido una labor bastante difícil. Los periodistas en las regiones, en su mayoría tienen experiencia en emisoras comunitarias o canales comunitarios pero experiencia en prensa escrita, son realmente escasos. Los que la tienen, han escrito en periódicos semanales, quincenales o mensuales pero jamás han trabajado a nivel profesional y mucho menos en periódicos diarios donde se trabaja al acelerado ritmo de las grandes ciudades como Cali, Medellín o Bogotá. En algunos casos nos ha tocado enseñarles a hacer reportería, darles la inducción prolongada, afortunadamente es gente muy receptiva y en todas partes hay gente con muchas ganas de aprender. 

El diario Extra se ha convertido en una escuela de periodistas donde se les enseña a ser verdaderos profesionales, verdaderos reporteros. Muchos de los que han empezado con nosotros, los han llamado como reporteros de importantes revistas, periódicos e inclusive se los han llevado para trabajar como reporteros de televisión. 

HSB.N: ¿Salen realmente bien preparados los periodistas, de las universidades? 

J.D: Definitivamente creo que no. El problema grave es que no se alterna la teoría con la práctica como debe ser. Los estudiantes terminan su carrera y salen sin saber redactar, tienen pésima ortografía y no tienen ni idea de la reportería o trabajo de campo. Hace poco estuvimos necesitando un reportero para cubrir judiciales y en un solo día me llegaron 83 hojas de vida. Ninguno tenía el perfil, ninguno había hecho reportería judicial, ninguno tenía experiencia en prensa escrita. 

HSB.N: La falla es de quién... ¿de la Universidad?... ¿del estudiante? 

J.D: La falla es fundamentalmente del estudiante. En las charlas con los estudiantes de periodismo de las universidades como la Javeriana, Los Libertadores, entre otras, a las cuales he sido invitado, siempre les digo a los alumnos que la falla de los estudiantes es que se dedican de la Universidad a la casa y de la casa a la universidad. Es un gran error. En el periodismo como en cualquier carrera, uno debe empezar a practicar desde el primer semestre. ¿Cómo?...colaborando, así sea gratis, con una emisora, con un periódico, ingeniándose un periódico en el barrio, en la universidad etc. Además Les digo como ejemplo: “Si yo hubiera estudiado Derecho, me habría metido, desde el primer semestre, de mensajero de un abogado. Cuando ya termina la carrera, el estudiante ya conoce todo el ´tejemaneje’ como se dice popularmente, y no le pasa como a muchos profesionales que después de culminar sus estudios quedan ‘manicruzados’ y se preguntan: ¿Y ahora qué hago?”. 

HSB.N: ¿Y la Universidad qué responsabilidad tiene? 

J.D: Para ser un verdadero profesional, se requieren tres elementos: virtuosismo, práctica y técnica. El virtuosismo es el talento, La práctica se adquiere con la experiencia y la técnica se obtiene en la universidad. Lo que quiere decir que las universidades solo dan las bases, lo demás corre por cuenta del estudiante quien debe ampliar sus conocimientos por su cuenta. 

HSB.N: ¿Cuáles son los requisitos para ser un buen reportero judicial de prensa escrita? 

J.D: Fundamentalmente debe ser muy recursivo e ingenioso y saber buscar historias, pero sobre todo saberlas escribir. El periodismo judicial no es solo cubrir muertos. Hay muchas formas de encontrar historias curiosas, insólitas y estremecedoras. Si tú vas a urgencias de un hospital, cada persona que se encuentra allí a las afueras del centro asistencial, esperando la información de su familiar hospitalizado, tiene una historia rara y diferente qué contar. 

HSB.N: Cuéntenos una historia que usted haya encontrado, utilizando esta estrategia. 

J.D: Dentro de los recorridos que hago por todas las regiones donde está el diario Extra, un día yo estaba en Popayán. En el concejo de redacción los periodistas y el editor dijeron: “No tenemos con qué abrir, no tenemos la noticia de la portada”. Fue entonces cuando les expliqué que las noticias judiciales no son solo muertos. Les expliqué la estrategia de conseguir historias en urgencias de los hospitales. Pero para comprobarles lo efectiva que era, les dije “yo los voy a acompañar”. Así que me fui con el reportero gráfico, el periodista Judicial e inclusive ese día nos acompañó el gerente. Cuando llegamos al hospital solo había 4 personas afuera de urgencias. 

“No hay casi gente”, manifestó uno de los periodistas. “No se preocupe”, le dije. 

Observé que entre las únicas cuatro personas, estaba un hombre sentado en un andén visiblemente preocupado. Me le acerqué y sin identificarme como periodista, le dije: Lo noto acongojado…le sucede algo? 

“Sí, tengo a mi mamá en urgencias y está muy grave”. 

¿Qué le pasó?, le pregunté. 

“Mi hermano la atacó a machetazos y casi la mata”. 

Me contó toda la historia y fue entonces cuando le pregunté ¿y por qué su hermano reaccionó así? El hombre me contó que su hermano sufría de esquizofrenia y para controlar su accionar violento, tenía que consumir unas pastas y hacía ya un mes que no se las tomaba porque eran muy costosas y la EPS se las había negado. Por supuesto me le identifiqué como periodista y la noticia fue publicada ese día en primera página. Gracias a la reacción que tuvo la historia en el diario Extra, al hombre le suministraron la droga.    

Comments

Leave a Reply

Noticias///Libros y Letras