Entrevista, Luis Darío Bernal

Luis Darío Bernal 


Para nosotros, los chavistas, la derecha es nuestra enemiga política, y Chávez nos enseñó la tolerancia 

Por: Jorge Consuegra (Libros y Letras



Desde siempre fue escritor y así lo dice cada vez que tiene opción de hacerlo cuando lo abordan los periodistas. Desde siempre ha tenido un libro en sus manos y el día no lo tiene, siente una especie de desazón, de angustia, aún ahora, a sus sesenta y tres o sesenta y cuatro años. 

Y aunque los libros siempre fueron sus mejores amigos, un día resolvió irse por el Derecho carrera que estudió en la Universidad Externado de Colombia y que luego abandonó; fue consultor de Cerlalc para la promoción de la lectura y la divulgación de la literatura infantil y juvenil en América Latina. Catalino Bocachica, fue Premio Nacional de Novela Infantil, 1979; La batalla de la luna rosada fue finalista del Premio Casa de las Américas de Literatura Infantil y Juvenil, 1990 y que fuera publicado por el Fondo de Cultura de México. Rimas y bromas para maromas fue publicado en Bucaramanga por Tres Culturas y así muchos de sus exitosos libros. 

Catalino Bocachica ha tenido tantas ediciones, que así haga el esfuerzo de sumarlas, no sabe cuántas, pero lo que sí sabe, es que tanto en Venezuela, México y Argentina lo han publicado y hasta están preparando una película con este singular personaje. 

Bernal un día resolvió irse para Caracas a “untarse” de chavismo y ha sentido en el alma el fallecimiento del presidente Hugo Chávez, como ha sentido los más recientes sucesos entre los opositores dirigidos por Enrique Carriles y los chavistas, asunto que continúa preocupando a propios y a extraños. 

Casualmente, logramos dialogar con el escritor en un par de días que pasó por Bogotá. 

- ¿Podemos hablar con objetividad de lo que pasa con Capriles y Maduro? 
- Claro que podemos hacerlo. Sólo que para ello es necesario que el interlocutor crea lo que yo le voy a decir, para lo cual seré lo más objetivo, pero lo más crítico, de ambas partes del conflicto. 

- ¿Está reinando el odio antes que el gobierno por el pueblo que es quien paga los platos rotos? 
- Sí. El odio siempre ha reinado en Venezuela, pero por parte del sector "escuálido” así llamada la derecha. Ese odio se vio en la campaña, en las consignas, en las acciones y en los ojos de pez, María Corina y Capriles. Para nosotros, los chavistas, la derecha es nuestra enemiga política, y Chávez nos enseñó la tolerancia. No ha habido en la historia de América Latina, un gobernante más tolerante, que luego de ser secuestrado y a punto de ser asesinado, llegó, sacó el crucifijo y perdonó a sus contradictores políticos. La Política, para nosotros es un combate intelectual, de pensamiento, de acciones, de ejecutorias, de visión, de habilidad política, pero jamás de odio, porque éste no es político, ni cristiano, ni marxista, ni socialista. Por el contrario, desde Jesús hasta Chávez, los socialistas hemos sido mensajeros de Paz y Amor, lo cual no quiere decir que seamos pendejos ni imbéciles en política, que es la ciencia del Poder; pero el Poder, para mejora al ser humano y no para joderr, como hace el grupo de Capriles que ademá de llamar al crimen, mediante el odio y la mentira, ha abandonado su trabajo. Y que luego de haber sido filmado haciendo sexo oral en un automóvil, por un policía, lo amenazó, lo botó del puesto y le dijo que se emitía el video, lo mandaría matar. Cómo será Maduro de ídem y de sano mentalmente, que a pesar de la más sucia campaña contra su nombre y persona y familia, jamás publicó el video, que es además vox populi en Venezuela. 

- ¿Cree que ha habido desmesura de parte de Maduro y de Capriles con tanta grosería y procacidad? 
- Sí. Creo que ha habido desmesura verbal en ambos casos, pero eso no debe extrañar, no hay que ser moralistas. Las campañas por sus características, por su velocidad, por lo intereses que se juegan, y en ese caso por las decisiones tan definitivas que se jugaban, tienen ese ingrediente. Ojalá en Colombia, y en el mundo la política fuera de la virulencia de esa campaña, pero de la no violencia física. Esta patria tuya y mía, es el paradigma de la violencia política, así sus contrincantes asuman, hipócritamente un lenguaje de monjita de la caridad de antes, porque ahora, con la procacidad de la lengua hablada y twitiada, todo el mundo es grosero, ¿O es que no ves televisión? 

- ¿No teme una guerra civil en Venezuela? 
- ¡Nooooo! Dile a los vendedores de armas, a los “Perros de la Guerra” de Colombia y de EUA y del resto del mundo, que con Venezuela “tacan burro”. Venezuela, a pesar de los golpes de mano y patadas de las semanas pasadas, es un país de gente muy tranquila. Claro, los EUA están apostándole a eso, pero van a perder como han perdido desde hace 16 años en Venezuela. 

- ¿Cree que de un momento a otro estalle una batalla que deje más muertos que los que hemos tenido en Colombia durante 50 años? 
- Jamais, monsieur. Colombia no es Venezuela ni los venezolanos son como nosotros que arreglamos todo a los trancazos y dirimimos nuestras diferencias a golpes. Puede que haya intranquilidad y problemas en un futuro próximo, mientras don Capriles y su banda sigan armando problemas y desconociendo la voluntad popular, pero de allí a lo que planteas hay un abismo. A menos que los gringos quieran intervenir directamente, pero no olvides que no pueden, porque dependen del petróleo venezolano en un 30 % y eso les impide su actitud criminal como la que exhiben todos los días en medio oriente y África del norte. 

- ¿Cuál cree que sea la solución para Venezuela? 
- Venezuela sigue trabajando y los 7 millones y medio de venezolanos que votamos por Maduro y su “pajarito” estamos dispuestos a seguir luchando por la Paz y el Socialismo. 

- ¿Cree que hay fuerzas externas que ayudan a que el país se desestabilice? 
- Obvio. EUA, España, Israel, Uribe y su paranoica actitud, el Mozab lo quieren, pero no pasarán, te lo aseguro. Al menos la intervención militar que no se va a dar. 

- ¿Desde el punto de vista como escritor, qué le espera a la Venezuela de hoy? 
- Le espera, a pesar de lo que hoy sucede, una profundización del proceso bolivariano, una mayor ejecutoria socialista, una mejor calidad de vida, una corrección de errores cometidos por el Proceso, una identificación de los enemigos de la paz, agazapados o abiertos, y una etapa de transición hacia el socialismo democrático por el cual estamos trabajando muy duro, pero con gran alegría. Los invito a mi casa, en Caracas o en Paraguana, ese paraíso venezolano para que miren con tus ojitos chinos si miento o exagero. Yo no he cotizado un centavo a Venezuela y por mi edad, 62 años, y mi condición de escritor, tengo pensión; no pago metro, ni bus; puedo comer en los comedores socialistas deliciosas arepas venecas, y publico mis artículos y libros con la mayor libertad y promoción. Estoy actuando en una película, en homenaje a Cipriano Castro, el Uribe Uribe venezolano, bailando el vals de comienzos del siglo 20, están haciendo el guión para un largometraje para toda América Latina sobre mi Catalino Bocachica que cumple 35 años el próximo año, y otra sobre mi novela El toletero mayor, sobre béisbol, que saco en un par de semanas tres libros de diferentes géneros, para niños y una novela El delirio de los huevos del gallo en donde denuncio, casi que con nombres propios, a la mafia sindical de José Roberto Gómez que soporté y viví hace 40 años en la CGT, y a la mafia de la editorial Legis…A partir de este momento se dedicará a seguir escribiendo para niños, jóvenes y adultos, a viajar por el mundo; voy para Europa y a Irán donde va a salir un libro mío de poesía para pequeños, voy a trabajar ideológicamente para hacer caer en cuenta al millón y medio de desagradecidos y miserables que habiendo recibido todo de Chávez, votaron, engañados, torpes o arribistas, por Capriles y a querer a mis amigos.

Comments

Leave a Reply

Noticias///Libros y Letras